La humildad por encima de todo es un valor que se pierde con el poder


La alta ejecutiva de Korean Air que cayó en desgracia por una bolsa de nueces.


Cho se disculpó públicamente este viernes, cabizbaja y con un tono de voz muy bajo.





Cuando Cho Hyun-ah se quejó por una bolsa de nueces a bordo de un avión, su carrera comenzó a caer en picada.

Cho, una alta ejecutiva de Korean Air e hija del presidente de la aerolínea, abordó en Nueva York, Estados Unidos, un vuelo de la compañía surcoreana con destino a Incheon, ciudad del noroeste de Corea del Sur.


Nada más partir del aeropuerto JFK, como es costumbre, le dieron como aperitivo unas nueces de macadamia.
Y la mujer puso el grito en el cielo.

¿Nueces en bolsa? Deberían habérselas servido en un plato.

Así que ordenó al capitán volver a la terminal para expulsar del avión al asistente por la forma en que le sirvió los frutos secos.

Disculpas públicas
En un principio la compañía justificó el incidente argumentando que, por su cargo de vicepresidenta, era responsabilidad de Cho asegurar que se cumplían los estándares en lo respectivo al buen servicio durante el vuelo.


Cho Yang-ho pidió perdón "como padre y como presidente de la aerolínea".


Tras tildar de "idiota" el comportamiento de Cho Hyun-ah, dijo: "Ruego que me culpen a mí por la situación, porque todo es mi culpa. Fracasé a la hora de educar adecuadamente a mi hija".

Asimismo, el presidente de Korean Air anunció que su hija sería retirada de todos sus cargos en Hanjin Group, el conglomerado propiedad de la familia Cho y al que pertenece la aerolínea en cuestión.

Entradas populares

Clásicos dEl RocK